Con quien tengas trato, ¡Haz Contrato!

Publicado por Stephanie Haidar en Diciembre '21


A todos nos encantaría vivir en un mundo en donde la palabra del hombre se cumple y se respeta. Desafortunadamente, no es así, ni nunca lo será. Es primordial que, desde un inicio, todos estos acuerdos se plasmen en documentos que cumplan con todos los requisitos de forma y fondo necesarios para ser considerados contratos y convenios de conformidad con la legislación.


De esta forma, se le brinda seriedad al negocio y en caso de que existan interpretaciones distintas entre las partes involucradas respecto de lo pactado, se tenga un documento al cual acudir para evitar todo tipo de malentendidos o pleitos innecesarios.


Aquí te compartimos algunos tips a considerar por cualquier empresa:

1. Constitución de la empresa

El primer paso para un correcto manejo corporativo es la constitución de la misma, es decir, su debida creación y documentación con sus respectivas normas, ante la presencia de un notario público. El grupo de empresarios deberán elegir la naturaleza jurídica que mejor convenga a sus intereses y enseguida elaborar los estatutos sociales conforme a las normas legales. Creada la sociedad, ésta contará con la formalidad y validez jurídica necesarias parar operar como una empresa legalmente establecida y válidamente existente conforme a la legislación.


2. Apertura y Manejo de Libros Corporativos

Se deberán redactar y asentar en el libro corporativo correspondiente las actas de asamblea anuales, mismas que por disposición legal, deberán celebrarse cuando menos una vez al año.


A través de ellas se lleva a cabo la aprobación de algunos temas relevantes del negocio, como lo son: (i) los aumentos y/o reducciones de capital social;

(ii) el otorgamiento de poderes;

(iii) cambio de denominación/razón social, domicilio u objeto social;

(iv) la fusión o escisión de la sociedad, y

(v) la disolución y liquidación de la empresa.


3. Contratos y Convenios Legales

Es muy común que no se le de relevancia a la estructura corporativa durante el arranque (incluso ya avanzado) del negocio. Empiezan a surgir los acuerdos con clientes, proveedores, socios comerciales, socios estratégicos, así como con cualquier tercero en donde se pactan distintos términos y condiciones que, la gran mayoría de las ocasiones, se quedan en acuerdos de palabra o en un simple documento que carece de validez jurídica, y, por tanto, su efectividad y exigibilidad son nulos.


Con realización de contratos se le brinda seriedad al negocio y en caso de que existan interpretaciones distintas entre las partes involucradas respecto de lo pactado, se tenga un documento al cual acudir para evitar todo tipo de malentendidos o pleitos innecesarios. El adecuado registro y control de las negociaciones que se aterricen con terceros es vital para un correcto desarrollo y crecimiento del negocio de cualquier empresa.


En estos tres rubros se señalan, a grandes rasgos, los temas corporativos más relevantes en la vida de cualquier empresa y que desde nuestra óptica, son vitales para un debido control, crecimiento y éxito del negocio.


¿No sabes si tu empresa o producto esta correctamente protegido?


Asesórate con un experto en Derecho Empresarial, Stephanie Haidar puede ayudarte


Agenda ahora una sesión desde 1 hora de manera fácil y accesible.






Publicado por Stephanie Haidar Diciembre '21